Desde que nació, Decomant ha prestado una atención especial al medio ambiente. En este sector a menudo se utilizan productos fuertemente perjudiciales y contaminantes. Nuestra política siempre ha sido proteger el entorno en todas las áreas que abarcamos. En el año 2012 obtuvimos el certificado ISO 14001-2004 de medio ambiente.

Al limpiar las instalaciones según los protocolos que utilizamos, más sostenible y menos contaminante, los equipos de nuestros clientes consumen menos y duran más.
También, gracias a las inspecciones CAI (calidad ambiental interior) que llevamos a cabo, detectamos, controlamos y higienizamos muchos espacios, cuyo estado perjudicaría la salud de muchas personas y de todo el entorno en el que viven.

La calidad ambiental interior, debería ser una prioridad para todos los responsables de restaurantes, hoteles, edificios comerciales, oficinas, hospitales, laboratorios, etcétera, ya que gracias al esfuerzo y la responsabilidad de todos podemos conseguir una situación medioambiental más sana .

Para tener una CAI adecuada, hay que tener una buena ventilación, a fin de disminuir la concentración de contaminantes ambientales. La dilución del aire interior con aire exterior es imprescindible para respirar un aire que denominaremos potable.

 Más renovaciones = Más CAI.

En cuanto nos encontramos con edificios herméticos denominados erróneamente muchas veces (inteligentes), las aportaciones de aire, se hacen a través de equipos tipo centrales de tratamiento de aire (CTA s), es imprescindible que los circuitos de estos equipos estén en perfecto estado higiénico, para no amplificar la contaminación.

A nadie le gustaría que le ofrecieran para beber un vaso con agua turbia, por tanto no debería gustarte estar obligados a respirar el 80% de nuestro tiempo dentro de ambientes con escasa calidad del aire.